contactar Contactar

(+34) 912337687

Noticias

¿Rehabilitación energética?

La rehabilitación energética consiste en una serie de  medidas dirigidas a la mejora del aislamiento térmico de las edificios de uso residencial así como aquéllas otras que sirvan para optimizar el consumo energético de los mismos,

Leer más...
El Informe de Conservación del Edificio y evaluación energética (ICE)

El objetivo del Informe de Conservación del Edificio y evaluación energética (ICE) es proporcionar instrumentos para conocer el estado de conservación y efectuar un análisis energético de aquellos edificios de vivienda que van a ser objeto de una rehabilitación protegida.

Leer más...
EL DEBER DE CONSERVACION EN EL MUNICIPIO DE MADRID. Normativa de aplicación

OBJETIVOS DE LA ITE. (Inspección Técnica de Edificios)

Leer más...

INGENERE es miembro de:

La apertura de un nuevo establecimiento que se vaya a destinar al ejercicio de actividades industriales, comerciales, de servicios o profesionales, está sujeta a la obtención de la correspondiente licencia de actividades e instalaciones, la cual la expide el Ayuntamiento en el que se ubique dicho establecimiento.

 

Este permiso es necesario para efectuar las instalaciones precisas para la puesta en marcha del negocio, y su concesión supone el reconocimiento, por parte de ese Ayuntamiento, de que las instalaciones proyectadas y la actividad a desarrollar, se adecuan a la normativa urbanística vigente y a las reglamentaciones técnicas que puedan serle aplicables.

También las modificaciones que se efectúen en locales en funcionamiento requieren, por lo general, obtener la correspondiente licencia de actividades e instalaciones, aunque esta circunstancia habrá de tenerse en cuenta según el Ayuntamiento en el que se solicite el negocio. Por ejemplo, en el municipio de Madrid, la Ordenanza correspondiente establece que los cambios de titular de un negocio y los cambios de actividad (siempre y cuando se trate de actividades inocuas) sin ejecución de obras, o con ejecución de aquéllas para las que se permita el régimen de comunicación, no requiere la obtención de licencia previa, sino sólo la comunicación por escrito a la Junta Municipal correspondiente.

En la actualidad, para la obtención de dicha licencia en el Ayuntamiento de Madrid, deberemos dirigirnos a las Entidades Colaboradoras en la Gestión de Licencias Urbanísticas (ECLU), por lo que se abre un amplio mercado para los solicitantes.

La intención de la creación de estas entidades es buena, se trata de agilizar la concesión de las licencias, que en los últimos años podían retrasarse hasta 1 año, o más, con el perjuicio que conlleva para el empresario y sus trabajadores, pero nos encontramos con que en el mes de marzo varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han anulado buena parte de la ordenanza que introdujo el Ayuntamiento de Madrid en 2009 para tramitar las licencias urbanísticas de actividad a través de entidades privadas colaboradoras.

El ayuntamiento ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo, por lo que las consecuencias de las sentencias quedan a la espera de lo que dictamine el Alto Tribunal. Ello podría producirse dentro de unos tres años. Mientras tanto, el sistema permanece intacto.

Sin entrar en consideraciones judiciales, nos interesa saber cómo repercute esto en los ciudadanos. Tenemos que continuar realizando los trámites mediante las ECLU, sin saber exactamente cómo se va a resolver el conflicto, puesto que si el Tribunal Supremo confirma las sentencias, se puede abrir un escenario futuro de reclamaciones por las tarifas pagadas a las ECLU.

Independientemente de esta circunstancia, la actividad debe continuar, y en este sentido terminamos recomendando que a la hora de iniciar una actividad en un local, es imprescindible conocer si el local en el que proyectamos desarrollar nuestra actividad empresarial reúne las condiciones necesarias en cuanto a superficie, altura, condiciones de seguridad e higiene, que esté permitida en la zona, etc., como para que el ejercicio de la citada actividad no conlleve problemas a la hora de tramitar la correspondiente licencia.